Cavitación

La cavitación se produce cuando la presión de un líquido a temperatura constante cae por debajo de su punto de presión de vapor saturado (o punto de ebullición).

La cavitación se produce cuando la presión de un líquido a temperatura constante cae por debajo de su punto de presión de vapor saturado (o punto de ebullición). La figura muestra la curva de la presión de vapor de agua saturado como una función de la temperatura (en este caso el líquido es el agua).

La figura muestra que la presión de vapor saturado del líquido (equivalente a su punto de ebullición) en una situación determinada (A) se puede alcanzar, ya sea aumentando su temperatura o bajando su presión. La línea de puntos muestra el punto de ebullición del líquido a la presión atmosférica.

Cuando se produce la cavitación, las burbujas de aire se forman continuamente y se colapsan (implosionan) en el líquido. Este efecto genera ruido y puede llegar a dañar la instalación. En un sistema de calefacción, la cavitación se produce con frecuencia en las bombas si la presión del lado de aspiración de la bomba es demasiado baja. Para evitar la cavitación en una bomba, la presión de entrada mínima deberá estar por encima del NPSHR de la bomba.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati