Instalación frigorífica

Una instalación frigorífica es una zona refrigerada para almacenar en frío, un edificio refrigerado o una zona para guardar mercancías, especialmente comida, en condiciones de frío, con el fin de conservarlas.

En una instalación frigorífica, la temperatura está por debajo de 0 °C y, normalmente, es inferior a -18 °C.

Los evaporadores se encuentran equipados con sistemas para eliminar la escarcha del serpentín y de la bandeja de goteo.

La densidad del aire contenido en la instalación frigorífica es superior a la del aire exterior. Normalmente, la entrada está equipada con una cámara de bloqueo de aire para evitar la pérdida del aire frío y la entrada de humedad en la instalación frigorífica.

Las puertas de la instalación frigorífica deben contener un sistema eléctrico para garantizar que no se van a congelar. El suelo debe ser anti-escarcha para evitar daños en el edificio debido al permafrost (subsuelo congelado).





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati