Válvula de control

Se utiliza una válvula de control para regular la cantidad de un medio que circula hacia una unidad consumidora. Este sistema puede ser, por ejemplo, un bucle de mezclado, un intercambiador de calor o un serpentín-ventilador.

Se utiliza una válvula de control para regular la cantidad de un medio que circula hacia una unidad consumidora. Este sistema puede ser, por ejemplo, un bucle de mezclado, un intercambiador de calor o un serpentín-ventilador. Las válvulas de control suelen tener un motor para abrir o cerrar la válvula.

Los motores reciben señales para ajustar el grado de apertura mediante una conexión a un sistema BMS o a una unidad de control electrónica descentralizada.

Las válvulas de control pueden ser también automáticas. En este caso, la válvula dispone de un actuador integrado que afecta al grado de apertura de la válvula. El actuador responde a un sensor, que mide la temperatura o la presión.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati