Fatiga - corrosión

La fatiga - corrosión describe la situación en la que un metal se ve expuesto simultáneamente a corrosión y a fatiga mecánica.

En general, la corrosión implica la degradación de una superficie metálica. La corrosión se produce de varias formas, que van desde ataques uniformes sobre toda la superficie hasta ataques locales agudos. La fatiga mecánica pura describe una condición en la que un material puede fallar como resultado de una carga cíclica que siempre está muy por debajo de la carga última de rotura.

Si el metal está expuesto al mismo tiempo a un entorno corrosivo y a fatiga mecánica, el fallo puede tener lugar incluso con una tensión inferior y después de un tiempo más corto. Al contrario de lo que ocurre en la fatiga mecánica pura, en la fatiga apoyada por la corrosión no hay límite de fatiga.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati