Corrosión de grietas

La corrosión de grietas es una forma localizada de ataque por corrosión.

En general, la corrosión metálica implica la degradación de la superficie metálica expuesta. La corrosión se produce de varias formas, que van desde ataques uniformes sobre toda la superficie hasta ataques locales agudos.

La corrosión de grietas comienza con más facilidad que, por ejemplo, la corrosión por picaduras, otra forma de corrosión localizada. La corrosión de grietas se produce en aberturas estrechas o en los espacios existentes entre dos superficies metálicas o entre superficies metálicas y no metálicas. Normalmente se asocia con condiciones de no estanqueidad en la grieta. Las hendiduras, como las que existen en las juntas de bridas o en las conexiones roscadas, son así las más susceptibles a la hora de sufrir ataques por corrosión.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati