Descomposición

La descomposición es la rotura o degradación de sustancias orgánicas complejas en sustancias más sencillas por medio de procesos químicos o biológicos.

La descomposición es la rotura o degradación de sustancias orgánicas complejas en sustancias más sencillas por medio de procesos químicos o biológicos. El material orgánico se puede degradar en una serie de reacciones ya sean aeróbicas, en presencia de oxígeno, para formar dióxido de carbono y agua, o anaeróbicamente en ausencia de oxígeno para formar metano y dióxido de carbono.

Descomposición aeróbica de un compuesto orgánico:
C6H12O6 + 6 O2 → 6 CO2 + 6 H2O

Descomposición anaeróbica de un compuesto orgánico:
C6H12O6 → 3 CH4 + 3 CO2

La descomposición de materia orgánica también se conoce como oxidación en la que se añade oxígeno a un elemento o compuesto. 

En el medio ambiente, la materia orgánica puede resultar oxidada por bacterias, proporcionando energía al organismo. Una reacción de oxidación se ve siempre acompañada por una reacción de reducción y viceversa. Una reducción es la eliminación de oxígeno de un elemento o compuesto. Por ejemplo, los compuestos de azufre (SO4-2) se reducen, bajo condiciones anóxicas, a compuestos de sulfuro de hidrógeno (H2S), de mal olor, mediante oxidación simultánea de la materia orgánica.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati