Depósito de detención

Un depósito de detención es una estructura artificial de control de caudal que se utiliza para contener aguas pluviales y aguas residuales durante un periodo de tiempo limitado.

Un depósito de detención es una estructura artificial de control de caudal que se utiliza para contener aguas pluviales y aguas residuales durante un periodo de tiempo limitado. El depósito de detención se puede incorporar en el sistema de red de alcantarillado en la planta de tratamiento de aguas residuales o en fábricas.

Un depósito de detención en la red de alcantarillado se utiliza para equilibrar los picos de caudal que sufra el sistema. Esto ayuda a evitar los desbordamientos del recipiente, protegiendo las zonas que se encuentren aguas abajo. También sirve para prevenir sobrecargas hidráulicas de alcantarillas y plantas de tratamiento de aguas residuales.

En la planta de tratamiento de aguas residuales, la concavidad de detención se utiliza para equilibrar las fluctuaciones en los caudales entrantes de aguas residuales con el fin de garantizar un caudal homogéneo hacia los tanques de proceso existentes en la planta. Este sistema es necesario para que los procesos de tratamiento funcionen de una manera óptima, para mantener los requisitos de descarga y para evitar amontonamientos de lodos.

Los depósitos de detención en fábricas (conocidos con mayor frecuencia como depósitos de compensación) también se utilizan para suavizar los picos del caudal. Adicionalmente, se utilizan para estabilizar los volúmenes de agua de proceso en relación con las sustancias químicas o el pH antes de descargar el agua en el sistema de alcantarillado





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati