Sistema directo

Un sistema directo es un sistema de calefacción en el que los emisores de calor están conectados directamente a una caldera o a un sistema de calefacción urbana. Esto significa que el agua de calefacción urbana llega directamente al radiador del consumidor o a otras superficies de calor.

Un sistema directo es un sistema de calefacción en el que los emisores de calor están conectados directamente a una caldera o a un sistema de calefacción urbana. Esto significa que el agua de calefacción urbana llega directamente al radiador del consumidor o a otras superficies de calor.

Una de las ventajas de un sistema directo es que requiere un mínimo de tecnología u otras superficies calientes. Sin embargo, estar directamente conectado a toda la red de calefacción urbana presenta algunas desventajas.

Si se produce una pérdida en el sistema de calefacción del consumidor, las posibilidades de sufrir desperfectos importantes por la acción del agua son elevadas, ya que los sistemas de calefacción urbana contienen cantidades prácticamente ilimitadas de agua.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati