Economizador

El rendimiento operativo de las calderas que utilizan gas natural como combustible se puede mejorar utilizando el agua contenida en el gas de combustión.

El rendimiento operativo de las calderas que utilizan gas natural como combustible se puede mejorar utilizando el agua contenida en el gas de combustión.

Las calderas de condensación más recientes tienen integrada esta función en el bloque de la caldera. Para lograr el mismo efecto en las viejas calderas se pueden montar enfriadores del gas de combustión. Estos elementos reciben el nombre de economizadores y se montan en la chimenea, justo detrás del bloque de la caldera.

El sistema está basado en la disponibilidad de agua de retorno, agua caliente doméstica o cualquier otra cosa similar, para enfriar el gas de combustión. Es necesario que la temperatura del fluido de refrigeración sea inferior a la del punto de rocío para garantizar la condensación del gas de combustión en el economizador. También es necesario que el enfriador del humo esté hecho de materiales resistentes a la corrosión y disponga de algún sistema para eliminar el condensado

Los ahorros en combustible, cuando se instala un economizador en una vieja central alimentada con gas natural, pueden alcanzar el 15% en comparación con su funcionamiento habitual.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati