Calefacción por suelo radiante

Una alternativa viable a los sistemas de calefacción basados en los radiadores convencionales es la calefacción debajo del suelo (suelo radiante). Una solución típica consta de tuberías de pequeño calibre, tendidas en el bloque de hormigón bajo el suelo. Esta solución suele estar alimentada mediante una caldera de condensación o una calefacción urbana.

Una alternativa viable a los sistemas de calefacción basados en los radiadores convencionales es la calefacción debajo del suelo (suelo radiante). Una solución típica consta de tuberías de pequeño calibre, tendidas en el bloque de hormigón bajo el suelo. Esta solución suele estar alimentada mediante una caldera de condensación o una calefacción urbana.

Al calentar los edificios de esta forma, se libera el calor de manera homogénea desde el suelo. Se proporciona así un alto grado de comodidad y unas temperaturas agradables. Como las tuberías están ocultas, no se muestran los siempre antiestéticos radiadores. Del mismo modo, para mantener el mismo nivel de temperatura en la sala, el agua utilizada se encuentra a una menor temperatura que en el caso de los sistemas basados en radiadores.

Para favorecer el confort, lo ideal sería que la temperatura de la superficie del suelo estuviera comprendida entre los 25 y los 32°C. Se trata de una temperatura relativamente baja para el caudal. La diferencia entre temperaturas deberá estar comprendida entre los 10 y los 15°C, diferencia que es menor que en el caso de los sistemas basados en radiadores. Los sistemas calefacción por suelo radiante utilizan, por ello, un menor caudal de agua para obtener los mismos resultados de temperatura.

Como las calderas de condensación funcionan de manera más eficiente a menores temperaturas, el empleo de un sistema de calefacción debajo del suelo puede reducir los gastos asociados. Las calderas de condensación funcionan de forma más eficiente a menores temperaturas, lo cual ahorra dinero. Del mismo modo, la calefacción debajo del suelo está muy adaptada para las bombas de calor y a los sistemas basados en energía solar.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati