Recuperación de calor

Una gran parte del consumo energético de un sistema de ventilación se invierte en calentar el aire exterior. Se pueden lograr importantes reducciones en los gastos de funcionamiento, sólo con transferir el calor desde el aire expulsado al aire frío que está entrando.

Una gran parte del consumo energético de un sistema de ventilación se invierte en calentar el aire exterior. Se pueden lograr importantes reducciones en los gastos de funcionamiento, sólo con transferir el calor desde el aire expulsado al aire frío que está entrando.

Los sistemas de recuperación de calor se pueden dividir en varios grupos principales, dependiendo de su funcionalidad: Retorno de aire

  • Intercambiadores de calor de corriente cruzada
  • Intercambiadores de calor giratorios. Ver ilustraciones
  • Sistemas de recuperación de bucle de bobina
  • Tuberías de calor o sistema de recuperación por termosifón
  • Bombas de calor

Los distintos sistemas se caracterizan por tener diferentes niveles de rendimiento en función de la temperatura y de la humedad.

Cuando se seleccione un sistema de recuperación de calor, resulta importante considerar los gastos de funcionamiento y el cumplimiento de los requisitos establecidos para el entorno interior.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati