Leyes de afinidad

Las leyes de afinidad expresan la relación matemática que existe entre el caudal, la velocidad de la bomba (rpm), la altura y el consumo de energía para el caso de bombas centrífugas.

Las leyes muestran que incluso una pequeña reducción en el caudal se convertirá en reducciones importantes de potencia y, por tanto, de consumos energéticos. Las leyes son la base del ahorro energético.

Cuando se modifica una de las variables involucradas en el rendimiento de la bomba, las otras variables se pueden calcular utilizando la ley de afinidad.

Q1/Q2 = n1/n2
H1/H2 = (n1/n2)2
P1/P2 = (n1/n2)3

Q = caudal [m3/h]
n = velocidad de la bomba [rpm]
H = altura [bar]
P = potencia [kW]

Las fórmulas muestran que si se disminuye la velocidad de la bomba en un 50%, el caudal también se reducirá en un 50%. La altura se reducirá al 25%, y el consumo de energía se reducirá al 12,5%.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati