Refrigerantes naturales

Los refrigerantes naturales no tienen ningún efecto, o prácticamente insignificante, sobre la capa de ozono y el efecto invernadero. Por ello, se está realizando un gran esfuerzo para incorporar los refrigerantes naturales en los sistemas de refrigeración del mañana.. Se utilizan mucho en aplicaciones pequeñas, tales como bombas de calefacción, pequeños refrigeradores y sistemas comerciales.

Desde hace algunos años, los refrigerantes naturales han sido el medio más empleado en grandes sistemas de refrigeración industrial dentro de la industria alimentaria y de bebidas, tanto para producción como almacenamiento, especialmente el NH3 y CO2 utilizados con propósitos industriales con bajas temperaturas.

Debido al creciente temor sobre los efectos perjudiciales que los refrigerantes pueden ejercer sobre el entorno, los refrigerantes naturales han experimentado un nuevo renacimiento. En la actualidad, se utilizan mucho en aplicaciones pequeñas, tales como bombas de calefacción, pequeños refrigeradores y sistemas comerciales, y, en especial, los tipos HC resultan muy frecuentes en los sistemas más pequeños. En la actualidad, los refrigerantes más comunes de este tipo son el R600a y el R717. Las siglas HC son de hidrocarbono, y expresan el contenido atómico de las moléculas.

Sustancias puras
R170 Etano
R290 Propano
R600a Isobutano
R717 Amoniaco
R718 Agua
R729 Aire
R744 Dióxido de carbono
R1270 Propileno

Mezclas
ODP (reducción potencial del ozono) indica el efecto de los refrigerantes sobre el efecto invernadero en comparación con un valor R12 de 1.0.

GWP (calentamiento global potencial) indica el efecto de los refrigerantes sobre el efecto invernadero en comparación con un valor de Dióxido de carbono de 1.0.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati