Válvula piloto

Las válvulas piloto se utilizan con frecuencia en grandes plantas de refrigeración que cuentan con muchos consumidores. Las válvulas piloto son un complemento a las válvulas de línea. Permiten que una pequeña fuerza haga funcionar a una válvula de gran tamaño como en un pistón hidráulico.

En la ilustración, la presión existente dentro del sensor de temperatura y del solenoide permite el funcionamiento de la válvula principal. El control es mecánico. También se muestran dos válvulas piloto añadidas a una válvula en línea de mayor tamaño. Una de ellas es un termoelemento externo cuyo objetivo es controlar la inyección. Esto hace que la válvula funcione como una válvula de expansión. La otra es una válvula de control de presión que garantiza que la presión de evaporación no caiga por debajo de una determinada temperatura.

El sistema de la válvula piloto permite el empleo en una aplicación de válvulas en línea estándares, adicionales a las piloto, para un uso específico o para modificar su funcionalidad. Estas tareas se efectúan con facilidad a un coste bajo. Las válvulas piloto existen en tamaños estándar y pueden funcionar con válvulas en línea desde 3/8" a 6/8".





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati