Carga de refrigerante

Carga de refrigerante es un término utilizado para indicar el tipo y masa de refrigerante utilizado en una planta de refrigeración para que funcione a las condiciones indicadas.

El tipo de refrigerante debe ser aplicable para la aplicación correspondiente y a las condiciones ambientales. Por ejemplo, las normas ASHRAE son recomendaciones generales relacionadas con las condiciones ambientales locales para las temperaturas interior y exterior, tanto en verano como en invierno, en cualquier país.

Carga de refrigerante es un término utilizado para indicar el tipo y masa de refrigerante utilizado en una planta de refrigeración para que funcione a las condiciones indicadas. El tipo de refrigerante debe ser aplicable para la aplicación correspondiente y a las condiciones ambientales. Por ejemplo, las normas ASHRAE son recomendaciones generales relacionadas con las condiciones ambientales locales para las temperaturas interior y exterior, tanto en verano como en invierno, en cualquier país.

Cualquier refrigerante debe resultar adecuado para la aplicación y para las condiciones ambientales de tal forma que sus prestaciones sean eficientes y fiables desde el punto de vista energético. Los refrigerantes mal elegidos pueden provocar inestabilidad, un intercambio de calor ineficiente y un elevado consumo energético del compresor, entre otros efectos no deseados.

Es importante conocer la carga de una central de refrigeración, ya que en casi todos los países, el refrigerante está sometido a un control medioambiental. Casi cualquier central de refrigeración perderá parte de su carga de refrigerante a través de los cierres, prensaestopas, válvulas, etc. a lo largo del tiempo.

Es de la máxima importancia mantener y reparar la central de refrigeración. La pérdida de carga de refrigerante afectará al rendimiento, horas de funcionamiento y la fiabilidad de la operación.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati