Válvula de seguridad

Se utilizan las válvulas de alivio para protegerse contra la generación de una presión excesiva en un sistema cerrado. El líquido contenido en un sistema cerrado cambia de volumen cuando la temperatura del líquido cambia

En los sistemas de calefacción y refrigeración, este volumen adicional está almacenado en un depósito de expansión. En el sistema se introduce un eslabón débil en forma de una válvula de alivio para protegerlo contra el fallo de esta función. La válvula de alivio está preajustada con una presión de liberación predeterminada, equivalente a la mayor presión de funcionamiento del sistema más una cantidad adicional por cuestiones de seguridad. En los sistemas de calefacción y refrigeración, la despresurización por la válvula de alivio ocurrirá cuando se produzca un fallo en el tanque de expansión.

Las válvulas de alivio también se utilizan en la producción de agua caliente doméstica. Cuando se drene agua de un depósito de agua caliente, la temperatura del agua descenderá. Cuando no se drene más agua, la temperatura del tanque volverá a subir a medida que se vaya calentando. No es posible tener una expansión en este sistema, ya que la toma del depósito de agua caliente está protegida de los contraflujos mediante una válvula de no retorno. Por lo tanto, el aumento de presión provocará una despresurización cuando entre en funcionamiento la válvula de alivio. Por ello, la despresurización por la válvula de alivio ocurrirá de forma regular en la producción de agua caliente.

Las válvulas de aislamiento no deben ubicarse entre la fuente de calor del sistema y la válvula de alivio.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati