Intercambiador de calor de láminas y tuberías

Los intercambiadores de calor de láminas y tuberías intercambian energía térmica desde un fluido a otro. Se caracterizan por sus bajas pérdidas de presión y, por ello, están bien adaptados a los sistemas de aire acondicionado.

Los intercambiadores de calor de láminas y tuberías intercambian energía térmica desde un fluido a otro. En los sistemas de refrigeración, las pérdidas de presión deben ser bajas cuando se producen intercambios entre el circuito principal y secundario, y también cuando se produce el intercambio con el fluido de la torre de refrigeración.

Los intercambiadores de calor de láminas y tuberías se caracterizan por sus bajas pérdidas de presión y, por ello, se adaptan bien a los sistemas de aire acondicionado. Cuando se utilizan para condensar el refrigerante, el control de nivel se lleva a cabo mediante una válvula de flotador.

Los intercambiadores de calor de láminas y tuberías son más grandes y costosos que los intercambiadores de placas.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati