Grietas de corrosión por tensión

La corrosión metálica implica la pérdida de metal en un punto de la superficie expuesta. La corrosión se produce de varias formas, que van desde ataques uniformes sobre toda la superficie hasta ataques locales agudos.

Corrosión metálica
En general, la corrosión metálica implica la pérdida de metal en un punto de la superficie expuesta. La corrosión se produce de varias formas, que van desde ataques uniformes sobre toda la superficie hasta ataques locales agudos.

Corrosión bajo tensión
El agrietamiento de corrosión por tensión hace referencia a la influencia combinada del esfuerzo de tensión (aplicado o interno) y un entorno corrosivo. El material se puede agrietar sin deformaciones significativas ni deterioro obvio del material. A menudo, la corrosión por picaduras está asociada con fenómenos de grietas de corrosión por tensión.

Causas de la tensión
Las tensiones pueden ser el resultado de las cargas de agrietamiento debidas a la concentración de tensiones, o pueden estar provocadas por el tipo de tensiones residuales o de montaje desde la fabricación (por ejemplo, trabajo de enfriamiento); las tensiones residuales se pueden reducir mediante templado.

Ejemplos de materiales que están sujetos a grietas de corrosión por tensión:

  • Acero inoxidable en cloruros
  • Latón en amoniaco
  • Goma natural en ozono




    Facebook Twitter LinkedIn Technorati