Grundfos concede la etiqueta azul a la eficiencia energética

Nueva etiqueta energética para bombas ultraeficientes
Nueva etiqueta Grundfos Blueflux®

La nueva etiqueta Grundfos Blueflux® acompañará a los productos que desarrollen niveles de eficiencia equivalentes o superiores al futuro IE4.

La nueva etiqueta Grundfos Blueflux®.

Grundfos ha presentado un nuevo nivel de su etiqueta energética Grundfos Blueflux® para motores con niveles de eficiencia especialmente altos.

La nueva etiqueta acompañará a aquellos motores que desarrollen un nivel de eficiencia equivalente o superior al futuro IE4 (véase la nota del editor*), que distinguirá a los motores más eficientes del mercado según Preben Poulsen, jefe de gamas de motores y propulsores de Grundfos. IE es un sistema de evaluación de la eficiencia para motores como los que incorporan las bombas Grundfos. La actual legislación europea establece que los motores deben poseer un nivel de eficiencia IE2, lo cual significa que Grundfos va muy por delante.
 

 

FOTOGRAFÍA: La nueva etiqueta Grundfos Blueflux® acompañará a aquellos productos que superen el futuro nivel de eficiencia IE4: “uno de los niveles de eficiencia (para motores de bombas) más exigentes definidos hasta hoy”, según Preben Poulsen, jefe de gamas de motores y propulsores de Grundfos.
 


Estamos haciendo realidad nuestro deseo de liderar el mercado creando nuevas tecnologías y productos energéticamente eficientes.

Preben Poulsen, jefe de gamas de motores y propulsores de Grundfos

Un producto de mayor eficiencia usa menos energía y, por tanto, contribuye a reducir el importe de la factura de electricidad.

Preben Poulsen, jefe de gamas de motores y propulsores de Grundfos

Grundfos Blueflux® es una tecnología de diseño de motores de alta eficiencia, especialmente idóneos para su incorporación a una bomba. Antes de marzo de 2013, la etiqueta se concedía a motores de alta eficiencia que satisfacían los requisitos de eficiencia establecidos por el nivel IE3, así como a variadores de frecuencia (haga clic en la pestaña situada en la parte superior de este artículo: “Acerca de los variadores de frecuencia”). La etiqueta aún existe pero la nueva categoría abarca motores con un nivel de eficiencia aún mayor.

Poulsen explica que los productos pertenecientes a la nueva categoría Grundfos Blueflux® se contarán entre “los de mayor eficiencia del mundo según las normas definidas”, lo cual redundará en un mayor ahorro económico para el cliente.

Según las estadísticas elaboradas por Grundfos, el consumo energético representa un 85 % de los costes totales asociados al ciclo de vida de una bomba.

La nueva etiqueta Grundfos Blueflux® acompañará a los modelos “H” e “I” de la gama de motores MGE. Ambos modelos y sus convertidores de frecuencia alcanzan el nivel de eficiencia IE4 . *

*Nota del editor: El nivel de eficiencia IE4 se define en el borrador de la norma IEC 60034-30-1 (CD). Al ser la única norma definida en la actualidad, ha sido elegida como referencia aun cuando la tecnología que incorporan los modelos “H” e “I” de la gama de motores MGE proporciona niveles de eficiencia que dicha norma no cubre. Debido a ello, puede que los motores no ostenten el nivel de eficiencia IE4 en la placa de características; con todo, los niveles de eficiencia pueden emplearse como referencia.
 


Los productos pertenecientes a la nueva categoría Grundfos Blueflux® se contarán entre los de mayor eficiencia del mundo según las normas definidas.

Preben Poulsen, jefe de gamas de motores y propulsores de Grundfos

Acerca de los variadores de frecuencia

Los variadores de frecuencia ahorran energía y dinero

Los productos que ostentan la nueva etiqueta Grundfos Blueflux® (más información en la pestaña “Nueva etiqueta Grundfos Blueflux®”) cuentan con un convertidor de frecuencia integrado que controla la velocidad del motor.

Poulsen señala que, en relación con la eficiencia, los motores Grundfos Blueflux® funcionan como el motor de un automóvil. La mejor forma de ahorrar es reducir gradualmente la velocidad y levantar el pie del acelerador. Pisar constantemente los frenos sin levantar el pie del acelerador significa desperdiciar energía.

Ocurre lo mismo con las bombas. Sin un convertidor, funcionan constantemente a toda velocidad y la única forma de reducir el caudal o la presión es usar una válvula (o el interruptor de apagado). El convertidor ahorra energía ajustando progresivamente la velocidad para satisfacer la demanda de la bomba.

“Si el caudal o la presión se ajustan con una válvula, se desperdicia mucha de la energía recién generada con el motor”, explica.


Los conductores que frenan constantemente sin levantar el pie del acelerador desperdician energía. Lo mismo ocurre con las bombas.

Preben Poulsen, jefe de gamas de motores y propulsores de Grundfos





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati