Todos a bordo de la revolución BIM

All aboard the BIM revolution
El modelo BIM se gana el respeto del sector de la edificación

El objetivo fundamental de las técnicas de modelado de información para edificios (BIM, por sus siglas en inglés) es aportar efectividad y eficiencia a todo el proceso de construcción, más allá de las barreras funcionales y organizacionales. El modelo BIM se puede aplicar a todas las etapas del ciclo de vida de un edificio, no sólo a los procesos de diseño y construcción.

BIM, una nueva forma de trabajar

De un modo u otro, el modelo BIM lleva décadas entre nosotros. Sin embargo, su implantación completarequiere su adopción por parte de todas las entidades que intervienen en el sector de la edificación. ¿Por qué? Según Wesley Benn, especialista en BIM y presidente de RTC Events: porque el modelo BIM exige que cambiemos nuestra forma de trabajar.

“Los planos CAD representaron una importante innovación cuando aparecieron”
, comenta Benn. “Era mucho más eficiente que dibujar a mano, pero sólo se trataba de cambiar el medio; no hacía falta cambiar de forma de pensar. El modelo BIM, sin embargo, implica una nueva forma de trabajar. Refleja el modo en que los constructores del siglo XV comprendían el diseño y la construcción. Sabían cómo funcionaban los objetos y la relación que guardaban con los demás. Así es como debe pensar un profesional del modelo BIM”.

De acuerdo con Benn, diseñamos los edificios en 3D y los convertimos en modelos 2D que se pueden imprimir en papel, para después volver al modelo 3D si es preciso realizar cambios. “Tenemos que superar la norma establecida de tener los planos en papel”, dice. “Si diseñamos en 3D, analizamos y editamos en 3D, nos comunicamos en 3D y administramos en 3D, lograremos acabar con el increíble derroche y los errores inherentes a los métodos actuales. No podemos evitar todos los errores, pero podemos reducir notablemente su frecuencia y gravedad”.

Para sacar el máximo partido del modelo BIM, no obstante, los interesados deben cambiar su punto de vista. El sector de la construcción es conservador y las principales partes implicadas (fabricantes, arquitectos, ingenieros, constructores y gerentes de propiedades) suelen preocuparse sólo de sus propias necesidades. Sin embargo, si la mayoría de esas partes implicadas comprende y decide desarrollar todo el potencial de la metodología, el proyecto gozará de mayores posibilidades de sacar el máximo provecho del modelo BIM.

La información es la clave

Las mejores oportunidades que el modelo BIM pone a nuestra disposición van más allá del modelado 3D y alcanzan el núcleo de la información. “La información es una parte fundamental del modelo BIM”, comenta Benn. “Un conocimiento formado, profundo y más preciso que nunca es el centro de la auténtica revolución. El problema es cómo acceder a tal conocimiento, analizarlo y actuar correctamente en relación con él”.

Tore Hvidegaard, director general de la consultora técnica 3Dbyggeri de Copenhague (Dinamarca), comenta: “El modelo BIM convierte planos estúpidos en modelos 3D inteligentes. Para un ingeniero, entre cuyas principales labores se encuentra el cálculo de instalaciones HVAC para edificios, significa poder trabajar más rápido y cometer menos errores, teniendo la posibilidad de acelerar la aplicación de cambios y mejoras”.

El modelo BIM de una bomba ofrece al ingeniero, no sólo medidas específicas, sino también información sobre el caudal, el efecto y la presión; datos que el ingeniero puede usar para predecir cómo se comportará el edificio con una instalación específica.

“El cambio más evidente es que el proyecto será más transparente”, explica Hvidegaard. “Al disponer de mucha más información, es posible tomar decisiones en etapas más tempranas del proceso, por ejemplo, para optimizar la eficiencia energética a lo largo del ciclo de vida del edificio”.


“El cambio más evidente es que el proyecto será más transparente”.

Tore Hvidegaard, director general de 3Dbyggeri (Dinamarca)

Tore Hvidegaard
Tore Hvidegaard

Encontrar el equilibrio

Uno de los principales desafíos a los que se enfrentan los fabricantes como Grundfos es incorporar a los objetos BIM la cantidad de datos adecuada, ya que su contenido se puede usar con diferentes fines. Debe existir un equilibrio entre geometría y datos, y el contenido debe ser adecuado para la etapa en la que esté trabajando el usuario del modelo BIM. 

“El nivel de detalle es importante”, dice Benn. “Quiero conocer los caudales, el sentido de caudal, el nombre del fabricante, el número de modelo, el peso del objeto y los datos equivalentes para poder introducirlos en mis especificaciones cuanto antes. Pero no necesito ver las bridas de la tubería en las primeras etapas del diseño, ni quiero contenidos demasiado ‘pesados’ para el modelo. Al igual que en Revit [uno de los programas más frecuentes en el campo del modelo BIM], tengo que poder configurar un modelo para analizarlo a grandes rasgos, a medio nivel o en detalle, tanto visualmente como en relación con la información”.

With BIM, projects will be more transparent
Según Tore Hvidegaard, con BIM, los proyectos serán más transparentes. “Al disponer de mucha más información, es posible tomar decisiones en etapas más tempranas del proceso, por ejemplo, para optimizar la eficiencia energética a lo largo del ciclo de vida del edificio”.

Numerosos expertos opinan que establecer un estándar internacional único contribuiría a acelerar la implantación del modelo BIM. Por diversas razones, esa visión parece estar todavía muy lejana. Las normativas y leyes en materia de construcción varían entre países. Además, los clientes no quieren limitarse a una norma establecida por una única empresa de software. “Una única norma, adoptada de manera universal, es un bonito sueño, pero nada más que eso”, dice Benn. “Las diferencias existentes entre estándares de gráficos, metodologías de trabajo, idiomas y culturas de construcción convierten esta tarea en algo imposible. Si no se adopta a nivel universal, no será más que otra norma más. Vendrá a sumar más ruido, en lugar de reducirlo”.


“Una única norma, adoptada de manera universal, es un bonito sueño, pero nada más que eso”.

Wesley Benn, presidente de RTC Events y especialista en BIM

Wesley Benn
Wesley Benn

En un sector internacional tan grande como este, el modelo BIM se usa sólo en un reducido número de proyectos de edificación. En ciertos aspectos, los desarrolladores de software están impulsando el cambio hacia el modelo BIM, pero todavía dependen de la maduración del mercado. La geografía interpreta también un papel fundamental. En Norteamérica, por ejemplo, los grandes contratistas consideran que el modelo BIM aporta ventajas a las economías a escala. En Europa, las iniciativas gubernamentales que regulan el modo en que se trabaja con los edificios pueden también impulsar el cambio.

“Desde 2007, existen normas en Dinamarca que obligan a construir los edificios públicos oficiales aplicando el modelo BIM”, destaca Hvidegaard. “Estas actividades equivalen, aproximadamente, a un 50 % del mercado Danés. Es el mismo desarrollo que están experimentando Noruega y Finlandia”. Benn, que reside en Sídney (Australia), comenta: “En Australia y Nueva Zelanda, son los arquitectos los que están impulsando el cambio; en Asia y Japón, por el contrario, son el personal de las instalaciones y los responsables de mantenimiento quienes anhelan las ventajas que aporta el modelo BIM”.

Una visita virtual

En cuanto al futuro, las nuevas tecnologías, como la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (AR), apoyarán la transición al modelo BIM, ya que le aportan utilidad y capacidad de adaptación. Las populares gafas Microsoft Hololens y Oculus permiten a una persona caminar por un edificio, ver el aspecto que tendrá un apartamento o comprobar la fontanería antes incluso de que haya comenzado la construcción. El concepto de visita virtual puede aplicarse también al proceso de desarrollo, agregando así una dimensión completamente nueva a la seguridad durante las fases de revisión del diseño.

Los constructores pueden usar dispositivos como el casco Daqri Smart para, por ejemplo, acercarse hasta una tubería in situ, examinarla y obtener información sobre la última fecha de inspección y si es necesario volver a inspeccionarla. Según Benn, tales técnicas cambiarán por completo el modo en que trabajamos con todas las partes implicadas en el proceso de construcción. “Los más pioneros ya usan las tecnologías VR y AR para mejorar sus procesos de diseño, la comunicación con sus clientes y la administración de sus instalaciones. La rapidez con la que están mejorando ambas tecnologías, cada vez más compactas, dotadas de mayor capacidad y más baratas, me hace creer que seremos testigos de su aceptación general en los próximos tres a cinco años”.

Quién o qué será el catalizador definitivo de los métodos de trabajo BIM sigue siendo una incógnita. Lo que sí parece seguro es que el modelo BIM está aquí para quedarse.

“El modelo BIM es el futuro”, dice Hvidegaard. “Es cuestión de tiempo. Si tienes algo que puede acelerar las cosas entre un 30 y un 40 por ciento, ¿lo usarías sólo para la mitad de tus proyectos o para todos? Está claro: no hay vuelta atrás”

BIM

MÁS INFORMACIÓN


Grundfos publica contenido BIM de alta calidad

Grundfos publica contenido BIM de alta calidad y compatible con proyectos Revit. La información acelerará drásticamente los procesos de diseño y construcción en los que se usen productos Grundfos.

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati