Sostenibilidad: aquí y ahora

Sostenibilidad: aquí y ahora
Sostenibilidad: aquí y ahora
TAB_1_20110622_1242.jpg

Act Now plantea el desafío que supone resolver los problemas medioambientales del mañana con la tecnología y la experiencia actuales desde un punto de vista urgente y cooperativo.

La sociedad debe cambiar la forma en la que percibe la relación entre los seres humanos y la tierra. Sólo entonces comprenderá la gente que la vida sostenible es algo que hay que plantear con urgencia.

Así lo cree Katherine Richardson, profesora de oceanografía biológica y jefa del Centro de Ciencias de la Sostenibilidad de la Universidad de Copenhague. Fue también presidenta de la Comisión Danesa de Políticas de Cambio Climático.

“Ese cambio está teniendo lugar, pero la ciencia nos dice que la transformación se está produciendo demasiado despacio en relación con las alteraciones irreversibles que los seres humanos están provocando sobre la naturaleza”, comenta.

Por poner un ejemplo, la iniciativa 20-20-20 de la Unión Europea tiene por objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 %, incrementar la eficiencia energética de la UE en un 20 % y conseguir que el 20 % de la energía que se consume en la UE proceda de fuentes renovables; sin embargo, no exige resultados en los próximos ocho años.

FOTOGRAFÍA: Katherine Richardson, jefa del Centro de Ciencias de la Sostenibilidad de la Universidad de Copenhague, en una conferencia de Act Now celebrada en Copenhague en 2011.


“Estamos aquí para decir que la sostenibilidad puede ser rentable”.

Lisbet Bræmer-Jensen, fundadora de Act Now

TAB_1_20110622_1478 copy.tif

FOTOGRAFÍA: Lisbet Bræmer-Jensen (en el centro), de Act Now, y Martin Lidegaard (a la izquierda), Ministro de Clima, Energía y Construcción de Dinamarca.

TAB_1_20110622_1073 copy.tif

Una sensación de urgencia
Afortunadamente, según Act Now, existe ya un amplio abanico de soluciones que pueden ser de ayuda. Fundada en junio de 2011, la organización Act Now (una asociación formada por el Consorcio Climático de Dinamarca, el Ayuntamiento de Copenhague, el centro danés de estudios ecológicos Concito y Grundfos) trabaja para difundir la existencia de productos y soluciones que contribuyen a reducir inmediatamente las emisiones de CO2, generando un menor consumo energético. Gracias a su elevada eficiencia energética, tales productos y soluciones conducen también a mayores niveles de rentabilidad para las empresas y particulares que hacen uso de ellos.

FOTOGRAFÍA: Connie Hedegaard, Comisaria Europea de Acción por el Clima, habla en una conferencia de Act Now celebrada en Copenhague en 2011.

“Act Now representa una plataforma sobre la que entidades con ideas afines pueden hacer uso de la tecnología actual para reducir el consumo energético”, comenta Lisbet Bræmer-Jensen, directora de asuntos corporativos para los sectores de la energía y el clima de Grundfos y fundadora de Act Now. “Grundfos apoyó de inmediato esta iniciativa. Sabemos perfectamente todo el bien que puede hacerse aquí y ahora. Un 10 % de la energía producida a nivel mundial se destina a bombas, nuestra especialidad. Tan sólo usando bombas mejores, esa cifra podría reducirse en un 4 %; una drástica diferencia desde cualquier punto de vista”.

En la actualidad existe ya una extensa gama de soluciones tecnológicas sencillas, aunque eficientes, que pueden contribuir a minimizar los daños al medio ambiente, algunas de las cuales son bombas energéticamente eficientes, sistemas de calefacción y refrigeración optimizados y sistemas de iluminación de nueva generación. Este es, en parte, el objetivo de Act Now: hacer saber a la gente que existen más productos y soluciones eficientes desde el punto de vista energético.

“A menudo, cuando hablas sobre temas de ecología, la gente tiende a pensar que la tecnología actual no es lo suficientemente buena, o no es beneficiosa desde un punto de vista racional o económico”, explica Martin Lidegaard, un político danés que ha sido Ministro de Clima, Energía y Construcción desde 2011. “La organización Act Now está aquí para demostrar que las medidas que pueden tomarse ahora son beneficiosas para el clima y el medio ambiente, como lo son también para nuestra economía”.

Todos pueden ayudar
Act Now trabaja también en la difusión de la importancia de la cooperación interdisciplinar; desde el entorno empresarial hasta el académico, pasando por el político. En opinión de Katherine Richardson, el cambio climático nos afecta a todos, por lo que es importante que las nuevas iniciativas hagan partícipes a individuos de cualquier condición social. “Organizaciones como Act Now, y esta en especial, al tener sus raíces en una comunidad no académica, pueden actuar como catalizadores en cuanto al modo en que se perciben las cosas”, comenta.

“El problema del medio ambiente es el mayor desafío al que se enfrentan los políticos de mi generación. Si fallamos ahora, nos resultará tremendamente difícil ponernos al día después”.

Martin Lidegaard

El valor del cambio
Pero formar parte de la organización no es lo único importante: los miembros deben comprometerse con los cambios que quieren ver, y eso significa predicar un mensaje acerca de ser sostenibles, compartir prácticas recomendadas y buscar la rentabilidad.

“Act Now busca miembros dispuestos a rendir cuentas y ser responsables”, explica Lisbet Bræmer-Jensen. “Nuestros miembros no forman parte de la organización para dormir bien por las noches. Tienen que predicar con el ejemplo. Otras empresas han puesto en marcha iniciativas similares, pero nadie quiere afrontar el cambio si no es rentable. Estamos aquí para decir que la sostenibilidad puede ser rentable”.

Martin Lidegaard se hace eco de este sentimiento: “Suele tenderse a pensar que el crecimiento económico ecológico y el pensamiento económico sano son contradictorios. Pero Act Now está demostrando que esa contradicción, en realidad, no existe. Si no trabajamos con el mercado y los sectores privados por conseguir una buena rentabilidad comercial y un ahorro energético atractivo, no lograremos llegar tan lejos como nos gustaría”.

Katherine Richardson señala que no conceder prioridad a la inversión tecnológica puede afectar negativamente a las empresas. “Maximizar los ingresos a corto plazo puede salir caro en el futuro”, comenta.
Las iniciativas como Act Now sientan las bases de lo que se convertirá en un continuo desafío por ser innovador y crear soluciones y productos que no perjudiquen el medio ambiente.

Act Now: promoción de la eficiencia energética
TAB_2_20110622_1072.jpg

FOTOGRAFÍA: Los miembros de Act Now se reúnen periódicamente para encontrar formas de promover soluciones sencillas a complejos desafíos globales.

Acerca de Act Now

Act Now es una organización compuesta por una lista de miembros en constante crecimiento, entre los cuales se hallan Grundfos, el Ayuntamiento de Copenhague, Concito y el Consorcio Climático de Copenhague. El objetivo de la organización es difundir el conocimiento de soluciones que contribuyen a reducir las emisiones de CO2 y, de este modo, ofrecer la oportunidad de disfrutar de la rentabilidad que aporta un menor consumo energético.

Act Now trabaja para encontrar ejemplos excepcionales de soluciones energéticamente eficientes y divulgarlos después entre los ejecutivos comerciales. Según Act Now, la organización goza de una magnífica posición:
• Actúa como portavoz empresarial en el mundo de las iniciativas energéticas y climáticas
• Permite a las empresas poner en práctica hoy formas de actuar sosteniblemente
• Encuentra soluciones sencillas a complejos desafíos globales
• Facilita a los ejecutivos la creación de soluciones económicas propias
• Crea soluciones beneficiosas para todas las partes que contribuyen a ampliar los mercados, luchando al mismo tiempo contra el cambio climático

Act Now
Haga clic aquí si desea obtener más información





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati