Grundfos será un distribuidor Apple

20/03/2012

Grundfos will become an apple dealer

El control remoto mediante iPhone, iPod y teléfonos Android ya es posible con las nuevas bombas MAGNA3.

Usted nunca esperaría ver un producto Apple como parte de la gama de productos de un fabricante de bombas. Sin embargo, esto será un realidad en poco tiempo ya que, en el futuro, los clientes de Grundfos podrán adquirir un Ipod Touch para la comunicación mediante control remoto con las futuras bombas circuladoras MAGNA3.


El Jefe de Producto Henrik Frederiksen explica que la tendencia en las bombas es la introducción de un control remoto más actualizado que el Grundfos R100, utilizado hasta la fecha.

- Por lo tanto se tomó la decisión de desarrollar algo realmente nuevo, pero en lugar de empezar desde cero y desarrollar nuestro propio control remoto, utilizamos como punto de partida productos que nuestros clientes ya pueden tener, porque pueden ser utilizados para otras cosas, comenta.

Puede utilizarse con varias bombas

El iPod Touch se venderá como parte de la solución que también incluye una funda especial para el iPod y un hardware electrónico que tiene que conectarse.

-Con esto, el cliente es capaz de comunicarse tanto con la nueva MAGNA3 como con otras bombas Grundfos desarrolladas en el futuro.  Pero esto no es solo un control remoto - los clientes pueden tener acceso mediante internet y obtener especificaciones, esquemas, texto y otra información disponible en WebCAPS, explica Henrik Frederiksen.

El paquete iPod es una de las tres opciones en el concepto de control remoto llamado Grundfos GO. Si los clientes ya tienen una iPod o un iPhone, deben adquirir el hardware electrónico específico. Tan pronto como se ha conectado el hardware, hay que instalar la app, y la solución ya está preparada para su uso. La tercera opción es comprar una solución para teléfonos Android.  La solución consiste en una unidad electrónica separada con una batería recargable, y que se comunica con el teléfono vía conexión Bluetooth.

Las nuevas soluciones ofrecen una rápida visión de las condiciones de la bomba. El Ojo Grundfos en la parte superior derecha está en verde muestra que la bomba está funcionando sin problemas. Una luz amarilla indica un aviso y si la luz se vuelve roja, ha ocurrido un error.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati