El gélido ambiente alpino pone las bombas a prueba

¡Cómo nieva! Las bombas mejoran los espacios de ocio de la estación de esquíFOTOGRAFÍA: “Gracias al sistema construido por Grundfos, todo resulta mucho más eficiente. Hemos reducido enormemente el consumo de energía y agua. Además, nos hemos ahorrado muchas horas de trabajo dado que todos los componentes se han instalado a la perfección”, explica Roger Steiner, director general de Engstligenalp AG.
Una ráfaga de nieve pura

Los sistemas de bombas de Grundfos garantizan que los cañones de nieve produzcan nieve artificial en función de las necesidades de la estación de esquí suiza de Engstligenalp.

Las bombas no sólo se ocupan del suministro de agua a todo el complejo (incluido el de la pared de hielo artificial para escaladores), sino que también se utilizan para la creación de restaurantes iglú. El sistema de Grundfos ha permitido a esta estación de esquí ampliar su popular restaurante iglú, de forma que ahora dispone de capacidad para unos 170 comensales.
Grundfos suministró controles “inteligentes” y bombas CRNE en línea, resistentes y de etapas múltiples para los cañones de nieve, así como para la caseta de bombeo de aguas subterráneas del complejo.

FOTOGRAFÍA: La construcción del restaurante iglú requiere una enorme cantidad de nieve (unos 3.000 metros cúbicos) y cerca de 1.000 horas de trabajo para dar forma a su complejo interior, que cuenta con ocho salas. La estación de esquí de Engstligenalp incluso ofrece cursos sobre construcción de iglús.
FOTOGRAFÍA: No hay nada mejor que una fondue caliente en un iglú. El sistema de Grundfos ha permitido a esta estación de esquí ampliar su popular restaurante iglú, de forma que ahora dispone de capacidad para unos 170 comensales.
FOTOGRAFÍA: El sistema de bombas de Grundfos es capaz de soportar las condiciones ambientales extremas de la estación de esquí de Engstligenalp. A comienzos de la temporada de esquí, los cañones de esquí dependen de este sistema para poder funcionar durante 24 horas al día.
FOTOGRAFÍA: La bomba CRNE de Grundfos y el sistema asociado a esta permiten a la estación de esquí de Engstligenalp construir sus enormes iglús con un menor consumo de agua y energía, y unas necesidades de mano de obra menores que las bombas anteriores. Según señala Roger Steiner, el período de amortización fue de entre 2 y 3 años.
FOTOGRAFÍA: Un futuro de color blanco brillante. “Queremos crear un conjunto de iglús único en Europa y necesitamos los sistemas de excepcional calidad que Grundfos fabrica para convertir ese sueño en realidad”, afirma Roger Steiner, director general de Engstligenalp.
FOTOGRAFÍA: Tal como explica Roger Steiner, el sistema de Grundfos forma parte de la primera red de abastecimiento de agua que genera energía eléctrica renovable en un espacio natural protegido de Suiza. Produce suficiente energía para abastecer a todo el complejo. El sistema también extrae agua para producir nieve para los iglús.
FOTOGRAFÍA: Los operadores de la estación de esquí de Engstligenalp pueden monitorizar y controlar las bombas CRNE de Grundfos a través de la aplicación Grundfos GO para smartphones.
FOTOGRAFÍA: ¿Es real lo que ven mis ojos? Un montón de nieve emerge de entre la niebla matinal en el complejo invernal de Engstligenalp, cerca de Adelboden (Suiza).
FOTOGRAFÍA: La estación de esquí de Engstligenalp está ubicada en una planicie situada a 2.000 metros por encima del nivel del mar. Aparte de las pistas de esquí y el restaurante iglú, Engstligenalp también cuenta con un iglú de patinaje sobre hielo y una pared de hielo para los aficionados a la escalada. En la actualidad existen planes para construir nuevas atracciones, ahora que el sistema de Grundfos ha demostrado su capacidad.

Fotografías: Maurizio Calmanga

Puede obtener más información sobre la gama de bombas CR de Grundfos aquí.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati