1200 edificios para un Melbourne sostenible

Todo el mundo gana con la financiación concentrada

Adaptación y financiación
La ciudad de Melbourne se paró a pensar y echó un vistazo profundo y exhaustivo a la situación. Por una parte estaba su objetivo de reducir a cero sus emisiones netas antes de 2020; por otra, el hecho de que el 53 % de las emisiones de la ciudad procedía de edificios comerciales.

Financiación concentrada
La ciudad decidió concentrarse en los dos tercios de edificios no residenciales de la ciudad con mayor potencial; son los que componen el programa 1200 Buildings de Melbourne. A continuación, se creó un consorcio especial e independiente para la financiación de mejoras medioambientales y la adaptación de los edificios comerciales, y la ciudad puso en marcha un impuesto de mejora medioambiental. Actualmente, el fondo asciende a 6,4 millones de dólares australianos.

Costes compartidos: beneficios compartidos
El fondo hace posible a propietarios e inquilinos compartir los costes y beneficios derivados de la adaptación de los edificios. Los propietarios no siempre tienen la motivación necesaria para invertir en adaptación ya que es el inquilino quien se beneficia del menor consumo energético y el consecuente descenso de las facturas de electricidad resultantes de la adaptación.

Cómo funciona el fondo Sustainable Melbourne Fund
El propietario solicita financiación para la realización de mejoras medioambientales y estas se evalúan según el ahorro en consumo energético y de agua, así como la reducción de las emisiones de carbono, a los que darían lugar. El propietario obtiene la financiación para realizar las mejoras a través de una institución financiera. Esto, no obstante, resulta más sencillo ya que la ciudad de Melbourne declara entonces un impuesto de mejora medioambiental sobre el edificio. De este modo, aunque la entidad financiera adelante los gastos, tiene un aval garantizado ya que el pago del impuesto tiene lugar a través del sistema fiscal de la ciudad, responsable de su desvío a la entidad financiera. Así se facilita el proceso de financiación.

 

TAB_1_IMAGE_1600PX


Edificios más ecológicos son mejores inversiones
Un edificio mejorado es también una mejor inversión para el propietario. El índice de propiedades ecológicas, calculado por el banco de datos Investment Property Databank (IPD), demuestra que los edificios con mayor valoración medioambiental generan menores costes de funcionamiento y se revalorizan más. Los edificios de nivel Green Star se han comportado notablemente mejor y su valor ha permanecido estable durante la crisis financiera. El motivo es que los edificios mejorados resultan más atractivos tanto para inquilinos como para compradores.

Los inquilinos
Para los inquilinos del edificio, las ventajas de trabajar en un edificio mejorado son obvias. Además, las facturas de electricidad, abonadas por el inquilino, son menores en los edificios adaptados. De este modo, aunque el inquilino debe abonar un impuesto, también ahorra en sus facturas.

Gobierno municipal
El fondo también beneficia a la propia ciudad. La adaptación fomenta la inversión en las comunidades locales; además, la gente que lleva a cabo los proyectos son ciudadanos, lo cual da lugar a la creación de puestos de trabajo y el desarrollo de nuevas aptitudes. Por último, permite a la ciudad hacer uso de su experiencia en las áreas de la eficiencia energética, las energías renovables y la gestión y ejecución de proyectos en beneficio de un Melbourne mejor.


    Facebook Twitter LinkedIn